Cómo hacer que las cosas te importen menos y ligar más

Que todo te importe demasiado es una prisión.

Ya que eso te detiene de hacer lo que quieres con la única vida que tienes.

También te estresa, quita energía y te roba el éxito. No es de extrañar que te canses a la hora de la verdad…

Por supuesto, hay algunas cosas de las que te deberías preocupar. Sin embargo, la persona promedio desperdicia demasiada energía preocupándose de lo que otras personas piensan de ellos.

Que te importe lo que otras personas digan o hagan es una ENORME causa de ansiedad, y puede detener la presentación de tu verdadera personalidad en conjunto.

Por otro lado, la persona que no se preocupa de esto presenta una serie de cualidades masculinas.

  • Se acerca sin miedos
  • Habla sin filtros
  • Comparte sus verdaderas emociones
  • Su estado sale desde su interior
  • No suplica
  • Hace las cosas cuando le apetece
  • No se siente intimidado por su entorno

No hace falta decir que a las chicas les encanta esto.

La pregunta es: ¿cómo te conviertes en esa persona despreocupada?

La mayoría de las personas recurren a las drogas y al alcohol, una solución simple para apagar sus inhibiciones. Lamentablemente, es una estrategia insostenible con graves consecuencias para la salud.

A continuación se presentan algunas ideas para mantener una personalidad despreocupada todo el tiempo.

Que te importen las cosas correctas

Una persona que no se preocupa una mierda por nada es un gilipollas. Un perdedor. Un degenerado. Este no es el objetivo final.

Para ser verdaderamente feliz, necesitas desarrollar una idea sólida de lo que en qué vale la pena preocuparse. Tu salud seguramente lo agradecerá. La seguridad de tu familia y amigos cercanos definitivamente vale la pena considerarla. A partir de ahí, encuentra un propósito que te apasione tanto que es imposible que te importe una mierda cualquier otra cosa. Esta es la mejor estrategia para dejar de sudar por las cosas pequeñas.

Cuando Steve Jobs estaba construyendo Apple …

Y Eminem estaba en camino de convertirse en el mejor rapero del mundo…

Pero también cuando Nelson Mandela intentaba resolver el apartheid…

… ¿les importó alguna cosa más?

Tal vez, pero no lo suficiente como para evitar que se lancen hacia su objetivo.

Quizás parte de tu propósito sea borrar tu ansiedad social o construir un harem de modelos. Si lo deseas lo suficiente, los rechazos o las opiniones de otras personas no deberían ser suficientes para detenerte…

Actúa a pesar de tus emociones

Aumento de la frecuencia cardíaca. Respiración fuerte. Músculos pesados. La mente predice cada posible resultado.

Las personas que no no se preocupan en exceso todavía sienten estas sensaciones, pero actúan a pesar de ellas.

Aquí hay un cambio de mentalidad para hacer esto: deja de interpretar estos sentimientos como miedo.

Interpreta estos como una emoción.

Esto te animará a sumergirte en situaciones «aterradoras», en lugar de huir de ellas. De repente, te has convertido en una persona que no se preocupa en exceso sobre el miedo.

La meditación es una gran práctica para ayudarte a separarte de tus pensamientos. Aprenderás a reconocer las emociones como señales que puedes obedecer o ignorar. Una vez que estás en este nivel, es fácil dejar de preocuparse con ellos.

Actúa rápido

Puedes evitar preocuparte en exceso actuando antes de que tu cerebro tenga tiempo para pensar.

RSD Max creó una regla para sí mismo que dice: «En el momento en que siento resistencia, tengo que hacerlo».

Es una gran regla. Después de todo, el miedo es una emoción. Cualquier cosa que valga la pena perseguir está en el otro lado.

Mel Robbins alienta a las personas a contar hacia atrás desde cinco una vez que vean algo que quieren hacer. Esto aclara su mente para que puedan actuar.

En su libro «The 5 Second Rule«, ella dice: “La vacilación es el beso de la muerte. Puedes dudar solo por un nanosegundo, pero eso es todo lo que se necesita. Esa pequeña vacilación desencadena un sistema mental diseñado para detenerte. Y sucede en menos de, lo has adivinado, cinco segundos».

Una vez que hayas comenzado, ¡sigue adelante! Aumenta el impulso social, por lo que estarás demasiado ocupado para escuchar tus pensamientos internos.

Date cuenta de lo que tienes bajo tu control

Cuando te acercas a una mujer, solo tienes el 50% de la interacción.

No te castigues por nada de lo que ella dijo.

Eso es algo que no está bajo tu control…

¿Verdad que no te culpas cuando llueve o nieva? ¿entonces por qué hacerlo cuando una chica es mala contigo?

Emocionarse con algo fuera de tu control nunca ayudó a nadie. Siempre es mejor resolver lógicamente la situación, o dejarlo ir si no se puede arreglar.

Pon la situación en perspectiva

Una gran pregunta que debes hacerte es: ¿esto será importante dentro de diez años?

Si no, es poco probable que valga la pena preocuparse en exceso.

Digamos que estás sufriendo de ansiedad cuando tienes que hablar con alguna chica.

Pregúntate:

  • ¿Cuánto tiempo estarás afectado si ella te rechaza?
  • ¿Y por lo que pensarán los demás sobre ello?
  • ¿Acaso piensan las mujeres sobre los hombres que rechazan?

La «Regla de los diez años» ayuda a poner en perspectiva los temores más inútiles.

Ese controversial DM que enviaste. La broma nerviosa que ofendió a alguien. Un intento fallido de besar a alguien. ¿Por cuánto tiempo la gente piensa en estas cosas? ¿Cómo afectan en última instancia sus pensamientos a tu vida?

Terapia de exposición

El cerebro humano exagera las situaciones desconocidas para que parezcan más peligrosas de lo que realmente son. Esta es su forma de mantenernos con vida.

Solo cuando ve una evidencia de que una situación es segura se calmará.

Como tal, la mejor manera de dejar de preocuparse con ciertas situaciones es someterse a ellas.

  • La mejor cura para la fobia social es hablar con mucha gente.
  • Para el miedo a hablar en público, la mejor cura es subirse a un escenario.
  • Y, posiblemente, la cura para el miedo a la crítica es HACER lo que la gente más critica.

En la mayoría de los casos, la percepción es peor que la realidad.

Es común que un coach ponga a sus estudiantes en «desafíos de libertad social» antes de que comience la enseñanza. Tal vez se pida saludar a personas, cantar en público o pedir indicaciones para llegar a X sitio…

Esto demuestra que a la mayoría de las personas no les importa lo que hacen los extraños con sus vidas. Están demasiado atrapados en sus propios problemas. En el peor de los casos, miran fijamente durante un par de segundos.

Una vez que hayas experimentado esto, es mucho más fácil ser más social sin importar lo que piensen los demás.

Mata a tu ego

El ego es nuestra auto-percepción. Una auto-imagen fabricada de un chico genial que cumple un cierto papel en la sociedad.

Nos ayuda a sentirnos seguros. Nos ayuda a sentirnos aceptados, incluso si este no es el rol que realmente queremos…

Nos preocupamos tanto por mantener esta imagen de nosotros mismos que no nos esforzamos por mejorar.

Nuestro ego no puede manejar el cambio. No nos permitirá fallar ni arriesgarnos a parecer estúpidos, aunque eso es esencial para el crecimiento en cualquier campo. Preferiríamos seguir siendo un pez grande en un estanque pequeño.

Para superar esto, busca activamente formas de matar al ego.

Considera;

  • Probar actividades nuevas;
  • Completar un desafío de libertad social;
  • Intentar conocer a chicas nuevas;
  • Salir con gente que es más exitosa que tú.

Esto te hará mas humilde. Evitará que seas la persona más genial de la habitación.

Ahora puedes dejar de preocuparte en exceso por tratar de verte como él, y concentrarte en mejorarte a ti mismo…

Recuerda que bien sienta sentirse libre

Muchos novatos me han dicho lo increíble que se siente al hacer sus primeros acercamientos.

Para muchos, es la adrenalina que proviene de escapar de su zona de confort. Puede ser adictivo.

Los acercamientos fallidos pueden dañar tu ego, pero te acabarás dando cuenta de que a nadie le importa.

Incluso si les importa, verás que no tiene importancia.

En este momento, eres verdaderamente libre.

De repente, estos acercamientos «atrevidos» no son temidos en absoluto. Las endorfinas bombean a través de tu cuerpo. Las inhibiciones desaparecen. La vida se convierte en tu patio de recreo. Sientes la libertad de hacer o decir lo que quieras.

Este no será tu estado permanente. La ansiedad nunca desaparece por completo. Sin embargo, con el tiempo, se vuelve más fácil pasar sobre ella, especialmente cuando recuerdas lo maravilloso que se siente al hacer ese acercamiento.

¿Que se consigue al no preocuparse en exceso?

El camino para no preocuparse en exceso puede ser difícil, pero es mucho mejor que estar encarcelado por la ansiedad para siempre.

Al aprender a no preocuparse en exceso, puedes librarte de todo el estrés y las inseguridades.

Obtendrás la fuerza mental para ir por todo lo que deseas en la vida. Te convertirás en el líder al que todos acuden para pasar un buen rato. Podrás bromear y contar historias sin esfuerzo, sin filtros que bloqueen tu cerebro.

Te sentirás verdaderamente cómodo en tu propia piel y libre para vivir la vida que deseas.

Estas son cualidades extremadamente masculinas que te harán más atractivo. Todo sin una gota de alcohol.

Es hora de recuperar el control de tu vida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *