Gillette y su anuncio contra la «masculinidad tóxica»

Gillette y la masculinidad tóxica

Como ya muchos os habréis enterado, esta vez la última polémica viene de parte de Gillette, dicha polémica la trae el nuevo anuncio que han emitido recientemente en el que abordan el tema de la «masculinidad tóxica«.

El nuevo anuncio de Gillette y la masculinidad tóxica

Este no es solo un anuncio que aborde dicho tema, ya que, en realidad, de lo que se trata es de un nuevo lavado de imagen por parte de la compañía que incluso ha decidido cambiar su slogan, pasando del conocido «The Best a Man Can Get» (Lo Mejor para el Hombre) a «The Best Men Can Be» (Lo Mejor que un Hombre Puede Ser), iniciando además una campaña que cuenta con página web propia: http://www.thebestmencanbe.org

El vídeo en cuestión del nuevo anuncio de Gillette es el siguiente:

El anuncio de Gillette aborda los temas del bullying, el movimiento #MeToo y la masculinidad tóxica. La compañía ha manifestado que quiere que los hombres se responsabilicen unos a otros.

La polémica

No pasó mucho tiempo antes de que la división de opiniones y la polémica se generara. A través de varios artículos, multitud de tweets y algún que otro vídeo, cada uno trataba de dar su opinión al respecto.

No obstante, me atrevería a decir, sin temor a equivocarme, que la mayoría de personas han quedado descontentas con el último anuncio de Gillette y su acercamiento a la masculinidad tóxica.

¿Que porqué creo esto? Una imagen vale más que mil palabras:

Anuncio de Gillette

Como se puede apreciar, los «dislikes» superan por más del doble a los «likes«. Algunas personas tratan de argumentar esto diciendo que muchos hombres, en su mayoría machistas y ofendidos, que se sienten identificados con el anuncio no toleran bien que hablen así de ellos, «confirmando» de esta manera que vivimos en una sociedad machista y hetero-patriarcal.

Los dislikes en el anuncio de Gillette

No obstante, no puedo si no estar mas que en desacuerdo tanto con esta opinión como con el anuncio de Gillette, al igual que otros muchos.

Para empezar, tanto hombres como mujeres pueden dar su opinión respecto al anuncio, al igual que pasa con cualquier otro vídeo en la plataforma de Youtube.

Si solo una parte de los hombres, aquellos machistas y ofendidos, votáramos el vídeo de forma negativa, todavía quedaría el voto del resto de los hombres (supuestamente minoría, porque la mayoría son hombres «tóxicos») y, el resto de votos por parte de las mujeres.

Si existe una mayoría clara de dislikes, significaría que, sin duda, nosotros hombres machistas y ofendidos debemos de ser muchos, muchísimos. Pero, de ser así, ¿permitiríamos el feminismo moderno o radical y este tipo de anuncios? No lo creo.

¿No será más bien, que una amplia mayoría de hombres (de los normales) e incluso algunas (o muchas) mujeres no están para nada de acuerdo con el anuncio en cuestión?

Además de esto, es realmente DIFÍCIL que un vídeo en Youtube obtenga mas dislikes que likes. Hay que hacerlo realmente mal para que esto ocurra. Hasta los peores vídeos que podrás encontrar no tienen un ratio de likes/dislikes tan negativo. Tan solo recuerdo un caso similar y ocurrió con el anuncio de Youtube Rewind, donde se dejó de lado por completo a la comunidad que hizo y hace crecer a Youtube y les llovieron los dislikes.

La verdad sobre el anuncio de Gillette

Pero no me extenderé mas, después de todo, estoy seguro que a lo que has venido aquí es a leer una opinión sobre el anuncio de Gillette. Como ya dije antes, estoy del lado de aquellos ofendidos, perdón, quiero decir, de aquellos que están en desacuerdo.

¿Porqué? ¿Es porque no tolero que se inste a los hombres a cambiar, a ser mejores? ¿Porque no me gustan los mensajes positivos? ¿Será que soy estúpido? No, la razón es obvia.

El mensaje de Gillette hay que entenderlo dentro del marco social en el que nos encontramos y como un claro movimiento político hacia cierto sector/ideología.

No es mas que una estrategia (que les salga bien o mal ya es otra cosa), simplemente han elegido a que público quieren dirigirse a a partir de ahora y, créanme, toda empresa se dirige al público que creen mas amplio y todos sabemos que las mujeres se depilan mas que los hombres.

Por lo tanto, no es que estemos ofendidos, se trata de que, si eres un poco listo o lista, te das cuenta de lo que esconde este anuncio, que no es mas que seguir perpetuando la paranoia colectiva de que vivimos en una sociedad hetero-patriarcal, donde ser hombre conlleva el peligro de ser tóxico y que necesitamos una reforma para ir por el buen camino.

La masculinidad tóxica

El problema está en que, yo como hombre, tengo una vida como la de cualquier otra persona. A lo mejor, yo he vivido esa toxicidad, pero no solo en los hombres, también en las mujeres. En definitiva, en las personas en general y, es aquí donde reside el principal problema del anuncio de Gillette.

A lo mejor, y solo a lo mejor, lo último que me apetece ver es un anuncio donde se hable de que existe un peligro en la masculinidad, el peligro de ser tóxico. Por que a lo mejor hoy me he levantado quemado, a lo mejor ayer tuve un mal día, o quizá ayer me trataron mal, y no precisamente un hombre.

Pero voilà, me despierto hoy, hundido, y lo primero que veo es este anuncio donde tratan de corregir al hombre, bueno perdón, la masculinidad tóxica. ¿Pretenden que lo aplauda? No.

Las personas son tóxicas, no la masculinidad

Con el tipo de mensajes que quiere dar (quizá con buena intención) el anuncio de Gillette, se vende la idea de que en efecto existe una masculinidad tóxica que hay que erradicar.

¿Pero que pasa con aquellas mujeres que también tienen comportamientos tóxicos? ¿Los obviamos? ¿Los pasamos por alto? ¿No son tan graves como los de los hombres? ¿Es porque ellas corren mas peligro? ¿Como se mide todo esto?

Es sin duda aquí donde toda persona sensata se baja del carro, y dice lo siento pero no, dislike. El día en que estos hombres adoctrinados por estos mensajes despierten, y se den cuenta que ni los hombres son tan malos ni las mujeres son esos seres de luz que quieren hacernos creer, no, no me reiré, porque será el día mas duro de sus vidas.

Es duro ver que has estado toda una vida engañado. Por motivos así es por los que existe La Píldora Roja, tanto aquí como en Estados Unidos, en la China y más allá, con distintos nombres, pero al final es lo mismo. Despertar a la realidad. Porque a todos nos ha tocado en algún momento y sabemos lo duro que es.

Probablemente, la toxicidad de los hombres difiera de la de las mujeres, pero ese ya es otro tema y lo que no puede hacerse es obviar dicha toxicidad.

Otros mensajes ocultos en el anuncio de Gillette

Tanto el hombre que detiene a otro de «acosar» a una mujer como el padre que le dice a su hija: «Debemos ser fuertes» son hombres de raza negra. El primero (todo un héroe y de color) detiene al tóxico (un tío blanco heterosexual).

De nuevo, se incurre en el error y en el mensaje ya más que trillado de que si eres hombre, blanco y heterosexual tienes mas posibilidades de ser tóxico. No es casualidad que sea un hombre de color quien detenga al blanco y es por cosas como esta que el anuncio esta lleno de dislikes.

Seamos sinceros, aquí no se pretende dar ningún mensaje positivo hacia el hombre, no se le insta verdaderamente a mejorar (ni se dice como). Así que no seamos hipócritas, todos entendemos el mensaje del anuncio, los porque y para que está hecho.

Y eso es lo que no nos gusta, primero porque un anuncio no debería meterse en política o en este tipo de mensajes, lo mismo para el fútbol y la música, en fin, el arte en general. Y segundo porque lo que trata de decir es algo que ya está mas que dicho y que no aporta nada.

El hombre está cansado de que se le señale, está cansado de ser juzgado por ser blanco o heterosexual, está cansado del adoctrinamiento, cansado de que se le diga como debe ser, actuar y comportarse y de escuchar que hay algo malo en él con lo que debe trabajar para mejorar, mientras los demás, mujeres y otros grupos minoritarios, hacen lo que les sale de los cojones.

El anuncio de Gillette no es el primero ni será el último

El futuro pinta incierto, la guerra de sexos lleva tiempo en nuestro país y en el mundo en general, desconozco a donde nos llevará y reconozco estar quemado, pero no nos podemos rendir. No podemos hacerlo porque en primera instancia somos y seremos nosotros los perjudicados, pero también las mujeres lo serán. La sociedad en general será gravemente perjudicada (lo está siendo, en efecto).

Desde aquí solo puedo decir, despertad a la realidad y que no os callen, cada vez son mas los que dan su opinión sin alzar la voz, desde el respeto y sin miedo a ser juzgados. En ese sentido, me siento positivo. No obstante todavía queda mucho camino por recorrer hasta que esta paranoia termine.

Cada hombre que se tome la píldora es un hombre salvado. Recuerda: la píldora es amarga, pero te despierta a la realidad, te conecta contigo mismo, te enseña a aceptarte y a mejorar como individuo, y ¡sin anuncios de mierda de por medio!

Esto es todo lo que tengo que decir sobre el anuncio de Gillette sobre la masculinidad tóxica.

P.D: Agradecería que en los comentarios me recomendarais que marcas puedo usar a partir de ahora para afeitarme, que ya me veo con los pelos de los huevos hasta el suelo. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *